martes, 8 de noviembre de 2016

El cardenal Carlo Caffarra, arzobispo emérito de Bolonia, defiende en la UCAV la figura del matrimonio

“Matrimonio y Libertad” fue el título elegido por Carlo Caffarra, cardenal arzobispo emérito de Bolonia y fundador del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el Matrimonio y la Familia, para la conferencia que pronunciaba ante más de doscientas de personas en la Universidad Católica de Ávila. El Instituto Berit de la Familia y la Cátedra  “Santa Teresa de Jesús” de Estudios sobre la Mujer han organizado esta cita para toda la comunidad universitaria y ciudadanía abulense con el objetivo de “invitar a una reflexión más profunda sobre la realidad del matrimonio, sobre el vínculo sagrado que se establece entre el varón y la mujer”, según ha indicado Sara Gallardo, directora de la Cátedra. “Hoy se asiste a una desacralización y mofa de todo lo sagrado, también del matrimonio, en parte porque no se conoce toda su belleza y grandeza”. Gallardo ha concluido que “el cardenal Caffarra es uno de los mayores referentes para ayudar a redescubrir esta profunda realidad humana, que cuando es un sacramento tiene una raíz hondísima en la acción de Dios”. La rectora de la UCAV, Mª del Rosario Sáez Yuguero, ha argumentado esta conferencia y esta Cátedra como "uno de los empeños de la UCAV por la búsqueda de la verdad sobre la persona”.

El cardenal Carlo Caffarra ha expuesto la idea y la experiencia de libertad que se desarrolla y vive en la modernidad y ha planteado la nueva relación matrimonio-vínculo matrimonial y libertad. Desde su punto de vista, la nueva idea de libertad nace cuando se niega toda orientación natural a Dios, es decir, en el momento en el que se niega que la dirección de la persona tenga un sentido pre-ordenado, por lo que la libertad carece en sí misma de orientación.

De igual forma, ha comparado las tesis antropológicas anteriores y la visión que en estos momentos tiene la sociedad en Occidente para reflejar el “contraste radical” que evidencia lo que ya ha adelantado el Papa Francisco cuando ha hablado de una “guerra mundial contra el matrimonio”. La concepción individualista hace impensable, no solo impracticable, la propuesta cristiana del matrimonio. La realidad matrimonial como el vínculo que toca al ser mismo de la persona, no tiene sentido.

Ante este panorama, ha afirmado Caffarra, la Iglesia debe poner en práctica dos estrategias. En primer lugar, hacer una verdadera pastoral del vínculo, como pide el Papa Francisco en Amoris laetitia; y, en segundo lugar, iniciar un fuerte proceso educativo, en el cual la Iglesia desarrolle dos tareas: convertirse en comadrona que ayude al hombre a nacer a sí mismo, es decir, que ayude a comprender quién es el hombre; y prestar su ayuda para que las personas se realicen de forma libre a través de los medios sobrenaturales de la salvación que la Iglesia pone a su disposición.

Aquí puedes ver la conferencia completa (a partir del minuto 43):


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!