miércoles, 26 de octubre de 2016

Pobreza heredada

La educación, la situación laboral y el nivel de renta son algunos de los factores más determinantes en el fenómeno de la transmisión intergeneracional de la pobreza, según revela el informe realizado por la Fundación Foessa y editado por Caritas Diocesana España que se ha presentado este miércoles en la Casa de Ejercicios de la diócesis.

Presentación del estudio de Foessa (Foto: Tribuna de Ávila)
Según ha informado Raul Flores, miembro del equipo de estudios de Cáritas y Foessa, este fenómeno consiste en que las personas que durante su infancia o adolescencia han vivido situaciones de pobreza vuelven a encontrarse en esta situación durante su edad adulta. Así, los servicios de Cáritas se encuentran muchas veces trabajando con los hijos o los nietos de personas con las que ya trabajaban hace 20 o 30 años.

El informe presentado este miércoles determina que las personas adultas tienen dos veces más probabilidades de estar en situación de pobreza cuando han sido niños cuyos padres no tenían la Educación Primaria completada o pasaron largos periodos sin empleo. De igual manera, 8 de cada 10 personas que tuvieron dificultades económicas de niños las están volviendo a pasar de adulto, situación que se ha agravado desde el inicio de la crisis económica.


Carmen García, responsable del programa de Infancia y Adolescencia de Cáritas Ávila, ha explicado este informe como una herramienta "para ver de que manera se puede intervenir para paliar esta situación" desde la perspectiva del trabajo en red "entre todas las organizaciones sociales y desde el interior de cada una". De esta manera la presentación ha contado con la presencia de cerca de 40 personas del ámbito social con protagonismo en este trabajo coordinado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!