jueves, 10 de marzo de 2016

Obispado y Diputación destinarán 140.000 euros a la reparación de ocho iglesias de la provincia

Con el fin de conservar los templos no declarados BIC (bien de interés cultural), el Obispado y la Diputación firmaban esta mañana el convenio que permitirá destinar 140.000 euros a la reparación de ermitas e iglesias que forman parte del patrimonio abulense. Cada institución aporta la mitad del montante total (70.000 euros cada uno), lo que supone un incremento de 20.000 euros respecto al pasado ejercicio.

En 2016, los templos que se beneficiarán de este convenio serán los de La Lastra del Cano, San Bartolomé de Tormes, Horcajo de las Torres, Padiernos, El Oso, Vadillo de la Sierra, Villanueva de Ávila y Losar del Barco. Las principales actuaciones se realizarán en tejados y cubiertas para prevenir o reparar humedades.

Mons. García Burillo se mostró muy satisfecho por ratificar una vez más este acuerdo, que se lleva firmando desde hace casi tres décadas. Esto supone “la posibilidad de restaurar iglesias sencillas que por otra parte tienen un gran valor porque dentro de su sencillez los templos que se afrontan son de gran valor”, destacaba Don Jesús. El Obispo también hizo hincapié en el hecho de que buena parte de la partida correspondiente al Obispado se obtiene a través de aportaciones económicas de los fieles de los distintos municipios en cuyos templos se va a intervenir, lo que “genera cantidad de ilusiones y de cooperación en los pueblos más pequeños”. Se trata, decía Don Jesús, de "un gesto pequeño en aportación económica, pero muy grande en la generación de esperanza en las comunidades".

Por su parte, el presidente de la Diputación destacó que este convenio de colaboración es muy significativo para poder conservar los edificios del patrimonio histórico de la provincia de Ávila.

Asimismo, el delegado episcopal para el Patrimonio Cultural, Óscar Robledo, destacaba la situación de los templos de la provincia, que a su juicio se encuentran "en un nivel aceptable de conservación". Desde su punto de vista, los problemas graves en este sentido se cuentan "con los dedos de la mano", ya que casi todas las cubiertas "están hechas ya", si bien en algunos casos se comienza a hacer algún "repaso" después de haber actuado en algunas hace treinta años. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!