martes, 20 de diciembre de 2016

La diócesis contará con un nuevo Archivo

Espacio donde se ubicará el nuevo Archivo Diocesano
Esta mañana ha tenido lugar la firma del acta de replanteo de las obras que albergarán el nuevo Archivo Diocesano, ubicado en los terrenos del Seminario. Una actuación que permitirá solucionar el problema de espacio de almacenaje que tiene el actual archivo, así como mejorar las condiciones de conservación de sus documentos.

El nuevo Archivo contará con un edificio de una sola planta que ocupará una extensión de 1.200 metros cuadrados: 600 metros para la conservación de documentos y el resto destinado a la consulta, investigación y el tratamiento de material que allí se guarda. Las obras (que durarán 12 meses) cuentan con un presupuesto de un millón y medio de euros, con los que se levantará el citado edificio, pero también se urbanizará y adecuará el entorno. Todo ello, según ha explicado el arquitecto de la diócesis Luis Carlos García Palomo, con "materiales dignos pero sin sobredimensionar el coste”.

García Palomo ha explicado también cómo la idea del diseño del edificio parte de dos objetivos: “por las vistas que tenemos desde aquí y los ventanales con los que contará el Archivo, queremos mirar a la ciudad, de la que conservamos su pasado, pero a la vez invitar a la ciudad a que venga hasta aquí a descubrir su historia”.

Mons. García Burillo firma el acta de replanteo de las obras
Por su parte, el director del Archivo Diocesano, José Antonio Calvo, ha destacado la importancia de esta infraestructura "que permitirá a la Iglesia continuar con toda su labor histórica de conservar la memoria de la humanidad". El sacerdote diocesano ha explicado además que los documentos que alberga el Archivo datan “desde el siglo XII, aunque la mayor parte son del siglo XVI en adelante, pues, tras el Concilio de Trento, se obligó a guardar todo lo que hacía cada parroquia. Aquí está la historia de cada uno de nosotros, pero también las construcciones de nuestras iglesias, las actuaciones en la Catedral, y muchos documentos más que forman parte de ese desarrollo tan importante para la ciudad; un desarrollo cultural, histórico y también turístico”.

Mientras, nuestro Obispo (que ha bendecido los terrenos donde se va a construir el Archivo), ha calificado el inicio de las obras como "un pequeño regalo de Navidad". Y también aprovechaba para pedir al Ministerio de Cultura "un rasgo de generosidad" para que devuelva a la diócesis la conocida 'Biblia de Ávila', expoliada en 1869 y que se encuentra en las dependencias de la Biblioteca Nacional, junto a cientos de documentos de la diócesis que poseen un gran valor histórico. “Ahora, con estas instalaciones, estaremos más que preparados para conservarla con todas las garantías”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!