lunes, 18 de enero de 2016

Abre sus puertas el Economato de Cáritas

El Sr. Obispo bendice las instalaciones del nuevo Economato
Tras algo más de un año de preparación, por fin se ha hecho realidad. Con la bendición de las instalaciones por parte de nuestro Obispo Don Jesús, esta mañana abría sus puertas el nuevo Economato Social de Cáritas Diocesana, situado en la Avenida de Madrid. Si bien en esta fase inicial se dará cobertura a 30 familias, con el Economato se pretende dotar de la ayuda alimenticia necesaria a las más de 400 familias que habitualmente acuden a las parroquias solicitando esta asistencia básica. Y no sólo hablamos de los alimentos perecederos que se suelen entregar habitualmente, sino que la oferta se amplía a productos necesarios para su consumo diario, como leche, verduras, carne o productos de alimentación infantil. Todos ellos a un coste bastante inferior al del mercado. También encontramos entre sus estanterías artículos de limpieza del hogar y de higiene personal. Es decir, la cesta de la compra básica de cualquier familia. Productos todos ellos que provienen de las donaciones directas que la gente realiza en las parroquias, y otros que adquiere directamente Cáritas Diocesana.

Los productos de alimentación infantil
también estarán disponibles para familias con hijos pequeños
El procedimiento es muy sencillo: tras acudir a la parroquia correspondiente, entre la Cáritas parroquial y la Cáritas diocesana se realizará un estudio pormenorizado de la situación de esa familia y sus necesidades. Una vez finalizado, se le entregará un carnet, en donde consta la cuantía que se le facilita para que adquiera los productos básicos de alimentación, limpieza e higiene en el Economato. Este carnet será revisable cada tres meses para comprobar si ha variado la situación del demandante, con el fin de adecuar la cuantía a su situación en cada momento. La responsable del economato, Miriam Duque, ha explicado que estos "productos de primera necesidad" que son tanto perecederos como no perecederos tendrán, como máximo, un coste del 25 por ciento de su valor real, aunque en el 80 por ciento de los casos los usuarios no deberán realizar desembolso alguno.  
El Economato proporcionará también
fruta y verdura fresca

Pero esta iniciativa no se trata tan sólo de proporcionar el sustento básico. Los beneficiarios del Economato podrán también acceder a los programas de empleo y formación de Cáritas, con el objetivo de que puedan salir de la situación en la que se encuentran.

Fernando Carrasco, delegado episcopal de Cáritas Diocesana, se ha mostrado satisfecho con este proyecto que ya es una realidad, y que, a su juicio, conseguirá “dignificar la situación de necesidad de las familias que se benefician de este servicio. El Economato permite dar una mayor libertad de elección de las familias: son ellas quienes deciden libremente qué productos se llevan en cada momento”. Además, con este nuevo servicio, se conseguirá “dar una mejor respuesta a las demandas de ayuda de alimentación que generalmente se venían haciendo a través de las Cáritas parroquiales”.

Recordamos que este Economato es una realidad gracias a la cesión, por parte del Obispado, de un edificio que había sido recibido en herencia con la condición de que se destinase a obras sociales y/o caritativas. La rehabilitación hasta el momento se ha realizado también con los fondos de dicha herencia, aunque, si hubiera que hacer alguna intervención más en el futuro, Carrasco ha confirmado que "pidiendo permiso al Obispado, que es el dueño del edificio, se realizaría con fondos propios de Cáritas".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!