lunes, 21 de diciembre de 2015

El Patronato de la Santa Vera Cruz entrega su "granito de arena" a Ayuda a la Iglesia Necesitada, para ayudar a los cristianos perseguidos de Irak

Jorge Pato, Tesorero de Vera Cruz, entrega la recaudación
a la representante de AIN
El Patronato de la Santa Vera Cruz hacía entrega esta mañana de la recaudación de su concierto solidario a favor de los cristianos perseguidos de Irak. Una recaudación que ascendía a más de 1000 euros, y que ha recibido la Fundación vaticana “Ayuda a la Iglesia Necesitada”. En el año en que se ha celebrado el 475 aniversario del Patronato, la decana de las cofradías penitenciales de Ávila, se ha celebrado esta acción caritativa, con la que pretendían "ayudar a personas con las que compartimos una misma fe, pero que están en una situación comprometida", como explicaba su tesorero, jorge Pato.

Hubo 250 asistentes, pero las importantes aportaciones a la cuenta que el Patronato había abierto para la ocasión ha propiciado que el montante total ascendiera a los 1010,50 euros. Desde el Patronato han querido mostrar su agradecimiento a toda la sociedad abulense “por haberse volcado con esta causa tan bonita como es ayudar a nuestros hermanos que están tan lejos”.

Por su parte, Nieves Barrera, delegada de la zona centro de Ayuda a la Iglesia Necesitada, ha agradecido a Vera Cruz su ayuda, en su nombre “y en el de todos los cristianos perseguidos, puesto que son ellos quienes son finalmente ayudados, pero no pueden agradecerlo en persona”. Son ayudas muy valiosas, pues dan esperanza a estos cristianos que están sufriendo a causa de su fe.

La ayuda se destina a campos de acogida de refugiados que AIN tiene en aquella zona. En su campaña de esta Navidad, AIN está ayudando a estas personas que tienen que huir debido a los conflictos que existen, pero que no pueden o no quieren salir de su país de origen “porque saben que sus casas, sus raíces, están allí”. Según ACNUR, la cantidad de personas desplazadas en todo el mundo se acerca a los 60 millones de personas. A Europa están llegando unos 500.000 refugiados, pero hay que ayudar también a los que se están quedando allí y lo están sufriendo “en sus propias carnes”. Retomando el carisma con el que surge la Fundación tras la II Guerra Mundial, y siguiendo también las palabras del Papa Francisco, se busca ayudar en origen, que es donde están las causas, y buscar soluciones: “no es sólo ayudar a los que vienen, sino que pretendemos centrarnos en estas personas, estos cristianos perseguidos en su lugar de origen”.

Bajo el lema “Una Iglesia de Campaña. Con los refugiados en origen”, pretenden explicar que “allí donde haya un refugiado, está la Iglesia. Queremos ayudar a todas las comunidades, a todas las Iglesias que están en esas zonas de conflicto, para que puedan seguir allí, seguir viviendo su fe, y no tengan que huir y vivir una situación de desarraigo o un choque cultural”. Una campaña que no es solamente ayuda económica: “buscamos ofrecer información (que se sepa lo que está pasando allí), pedimos oraciones, y también la caridad, con gestos como éste de Vera Cruz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!