jueves, 4 de junio de 2015

El Obispo de Ávila propone una colecta especial en la fiesta del Corpus, en el marco de la Misión Diocesana por el V Centenario

Cartel de la campaña de Cáritas para el
Día de la Caridad
Con motivo de la solemnidad del Corpus Christi y la celebración del Día de la Caridad, Mons. García Burillo ha querido hacer un llamamiento a todos los abulenses para realizar una colecta especial en favor “de los más pobres y necesitados”, que se realizará este domingo 7 de junio en todas las parroquias. Un gesto que se enmarca dentro de la misión diocesana en la que se encuentra actualmente la Iglesia de Ávila con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Y es que no hay que olvidar que dos de los cuatro puntos esenciales sobre los que se construye esta Misión, y que se basan en las propias enseñanzas de Teresa de Jesús, son la fraternidad y la austeridad: fraternidad entendida como forma de vida compartida, en la que hacemos patente el amor al prójimo, especialmente a los más pobres; y austeridad como desprendimiento, dando al necesitado no sólo lo que nos sobra, sino parte de aquello que necesitamos para vivir (cada uno en la medida de sus posibilidades). Sólo así se puede vivir de una forma plena la verdadera caridad.

En una carta dirigida a los fieles de Ávila, el Obispo invita a reflexionar y tener muy presente a  “las personas empobrecidas por causa de la crisis”. Y lo hace en base al último documento aprobado por la Conferencia Episcopal: “Iglesia, servidora de los pobres”, en el que se “invita a construir entre todos una sociedad más justa, en la que prime el respeto a la dignidad de las personas y a sus posibilidades de desarrollo”. Asimismo, Mons. García Burillo apela a la solidaridad de los abulenses para paliar estas situaciones de desigualdad, practicando una verdadera caridad, la cual describe como “una práctica de justicia que agrada a Dios. En este sentido se manifestaba san Gregorio Magno: «Cuando damos a los pobres las cosas indispensables no les hacemos liberalidades personales, sino que les devolvemos lo que es suyo»”. Igualmente, destaca la vida en comunidad de los primeros cristianos, y espera que esta “colecta especial” sea “un gesto de fraternidad a ejemplo de aquellas primeras comunidades”.

Sobre la relevancia de la fiesta del Corpus, el Obispo ha querido destacar la “importancia capital” que la Eucaristía tuvo en la vida de Santa Teresa:  “En la Eucaristía se encuentra con el Esposo amado, siendo muchas las gracias que el Señor le hace tras la comunión (…) Vive este sacramento como manifestación suprema de Cristo y de su amor, como prolongación de la presencia de Cristo entre los hombres; Cristo eucaristía es para Teresa misterio de comunión, principio y germen de unión. Después, Cristo la conducía a entregarse a los demás con toda el alma (…) La Eucaristía le exigía vivir en fraternidad”.

PUEDES LEER LA CARTA COMPLETA AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!