jueves, 11 de junio de 2015

Doble ordenación sacerdotal este domingo

Hervé y Antonio, nuevos sacerdotes para la diócesis
El próximo domingo 14 de junio tendremos una doble ordenación sacerdotal. Se trata de los hasta ahora diáconos Hervé Plaza García y Antonio Jiménez Martín, quienes recibirán el sagrado Orden del Presbiterado de manos de nuestro Obispo, Mons. Jesús García Burillo, en una celebración que comenzará a las 18 horas en la S.A.I. Catedral del Salvador. Recordamos que su ordenación como diáconos fue hace ahora justo un año.

Antonio Jiménez acaba de cumplir 26 años hace unos días. Es natural de Muñogalindo (Ávila), donde fue educado en la fe desde pequeño con su familia y en su parroquia. Realizó sus estudios de Secundaria en Ávila capital, en el Instituto Jorge Santayana, y en el último año de Bachillerato comenzó a formar parte de la experiencia del Seminario en Familia, donde comenzó a plantearse en serio su vocación. De ahí, a Salamanca, donde ha pasado estudiando los últimos siete años, y donde se acaba de licenciar en Teología Dogmática por la Universidad Pontificia. Ya ordenado sacerdote, Antonio dirá su primera Misa el sábado 20 de junio en la iglesia parroquial de Muñogalindo a las 12 horas.

Hervé Plaza es un poco más mayor (30 años). Natural de Arenas de San Pedro (Ávila), se trasladó cuando aún era niño a vivir en Baleares. Allí pasa su infancia y adolescencia, y pierde el contacto con la Iglesia. Pero, ya mayor, vuelve a Ávila, donde retoma ese contacto, principalmente al residir en la residencia de estudiantes que tienen los dominicos en Santo Tomás. Vuelve a acercarse a la fe, y comienza a plantearse su vocación sacerdotal, lo que le lleva a ponerse en contacto con el Rector para poder acudir a estudiar también a Salamanca. Hervé lleva, además, tres años en Sotillo de La Adrada (el último de ellos como diácono), colaborando con el párroco de esta localidad en la llamada “etapa pastoral”, que forma parte del proceso vocacional. Hervé tiene previsto oficiar su primera Misa el domingo 21 de junio en la parroquia de Arenas de San Pedro a las 18 horas.


Una ordenación sacerdotal siempre es una alegría para la Iglesia, que sigue sintiéndose viva. Con estas serán seis las ordenaciones sacerdotales que hemos vivido en la diócesis en los últimos seis años, a las que habrá que añadir las que se produzcan a partir de ahora, teniendo en cuenta que tenemos en la actualidad otros siete seminaristas mayores en el Teologado que la diócesis de Ávila gestiona en la ciudad de Salamanca. Damos gracias a Dios por el don de seguir mandando “obreros a su mies” y cuidando las vocaciones sacerdotales, tan necesarias en estos momento. Que infunda en Hervé y Antonio el Espíritu necesario para ser unos buenos pastores al servicio de su Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!