miércoles, 18 de enero de 2017

Primer aniversario del Economato de Cáritas

Este 18 de enero, el Economato de Cáritas cumple justo un año de vida. Doce meses ayudando a las familias más vulnerables de la diócesis para que accedan a su sustento básico. De esta manera se está consiguiendo dar una mejor respuesta a las demandas de ayuda de alimentación que generalmente se venían haciendo a través de las Cáritas parroquiales.

Como señala su responsable, Miriam Duque, “antes, desde las parroquias, se facilitaba una bolsa de alimentos más limitada. Ahora, esas familias tienen acceso a todo tipo de productos, como pueden ser carne, pescado, fruta, productos de higiene o limpieza, productos infantiles. Eso ha contribuido a dignificar a la persona, ya que pueden acceder a todos esos productos tal y como lo hace cualquier familia en los supermercados. Ellos vienen con su lista de la compra, se toman su tiempo y escogen, que es muy importante. Estamos dándoles a ellos la oportunidad de decidir qué necesitan en cada momento. Y que, dentro de la situación tan complicada que tienen, tengan esta posibilidad de elegir su alimentación y las necesidades de su hogar, algo que antes no podían hacer”.

En este primer año, el Economato ha atendido a 350 familias, si bien el número puede variar en función de la evolución de cada una de ellas. Por eso, Cáritas hace un seguimiento de cada caso una vez que entra en el Economato: “Cada tres meses vamos analizando la situación personal de esas familias, si han encontrado trabajo, si lo han perdido y tienen que volver al economato, ... Lo que no queremos es que sea un recurso que se pueda llegar a hacer crónico. El economato tiene como función principal el acompañamiento, y es un recurso que forma parte de un proceso invididualizado de cada persona y de cada familia. La ayuda de alimentos no es algo aislado, sino que va ligado a un proceso concreto. No se les deja solos, sino que se les hace un seguimiento desde las parroquias y desde la propia Cáritas Diocesana”. En definitiva, lo que se pretende conseguir no es que esta atuda se mantenga en el tiempo sin límite, sino “que estas personas estén el menor tiempo posible en el economato, porque esto significaría que ha mejorado su situación familiar”.

Durante este tiempo, se ha conseguido canalizar toda la ayuda de alimentos exclusivamente a través del economato, y es allí donde se facilita el acceso de las personas necesitadas a los productos de primera necesidad. Sin embargo, desde Cáritas destacan que “las parroquias siguen realizando esa labor de acogida a las familias, la escucha y el seguimiento de las mismas, y valoran si necesitan otro tipo de ayuda (económica, de acompañamiento, etc)”.


“La experiencia está siendo muy positiva”, nos cuenta Miriam. “Las familias lo que más valoran es el hecho de poder elegir ellas mismas los productos que necesitan. Y de poder acceder a productos frescos (yogures, carne, verduras), algo que antes desde las parroquias era inviable por la falta de infraestructura necesaria. Ahora cuando llegan al economato y se encuentran un desodorante, papel higiénico o incluso pañales, lo valoran mucho. Son cosas muy básicas, que todos usamos, y que ahora también están a su alcance”.

CELEBRACIÓN SOLIDARIA
Este Domingo 22 de Enero, con motivo del cumplimiento del primer año de funcionamiento del Economato Social de Cáritas Diocesana de Ávila, se celebrará una Masterclass de Zumba impartida por el monitor Anthony Ríos Hernández. Tendrá lugar en el pabellón de San Antonio, de 11 a 13 horas. La recaudación de entradas irá destinada a beneficio del propio economato. Desde Cáritas agradecen de antemano "la colaboración de las personas que día a día nos ayudan con sus acciones voluntarias, trabajando junto a nosotros para ayudar a las personas que mas lo necesitan, así como a todas las personas que hacen posible nuestra acción gracias a su solidaridad". Venta de entradas el mismo día o anticipadas en Cáritas por 3€. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta noticia. ¡Gracias!